17 abril, 2021

MORENISTAS EN ACCION

morenistas@morenistasenaccion.com

A nombre del Estado mexicano, Alejandro Encinas ofrece disculpas públicas por desapariciones forzadas

El subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas Rodríguez, ofreció a nombre del Estado mexicano disculpas públicas y asumió la responsabilidad por las violaciones graves a los derechos humanos con relación a las desapariciones forzadas de Christian Téllez Padilla (2010), Jesús Israel Moreno Pérez (2011) y Víctor Manuel Guajardo (2013).

En el evento, el subsecretario Alejandro Encinas Rodríguez, señaló que las disculpas públicas a los jóvenes desaparecidos son por las violaciones al derecho a la vida, integridad, dignidad, por falta de justicia y la actitud negligente e irresponsable del Estado mexicano que durante años negó la obligación de atender las recomendaciones de los organismos internacionales en materia de derechos humanos.

Destacó que para el presidente Andrés Manuel López Obrador existe un compromiso ineludible por la verdad y la justicia en materia de desapariciones forzadas, “es un primer paso, pero sin duda, uno que cimbrará a nuestro sistema de derechos humanos con los más altos estándares internacionales”.

Ante familiares de las víctimas, el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración expresó su condena por este delito el cual dijo, “es uno de los retos fundamentales que tenemos que atender en esta administración. Los asuntos de desapariciones forzadas son para el gobierno de México su máxima prioridad en materia de derechos humanos”.

Detalló que, de acuerdo con la Comisión Nacional de Búsqueda, hasta el momento se tienen más 79 mil 600 personas desaparecidas, “nuestra herencia más dolorosa y nuestro reto principal que tenemos que atender en todos y cada uno de estos casos”.

El subsecretario Alejandro Encinas Rodríguez hizo un reconocimiento a María Eugenia Padilla García, Jesús Israel Moreno Pérez y Hortensia Rivas Rodríguez, padres de los jóvenes desaparecidos, por la lucha que han llevado a cabo para encontrar a sus hijos.

Por ello, refrendó el compromiso del gobierno federal para erradicar esta “práctica reprobable que incluso durante algunas décadas fue una política de Estado. Queremos asumir de nueva cuenta la apertura al escrutinio de los organismos internacionales de protección de los derechos humanos”.